¿Tienes un sistema digestivo sano?

Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

Nuestro aparato digestivo contiene trillones de bacterias conocidas como microbiota intestinal que, además de protegernos de la invasión de microorganismos extraños, transforman los alimentos que comemos para poder asimilarlos bien. Con el paso de los años, es fácil que nuestro sistema digestivo sufra desde pequeñas molestias hasta complicaciones más graves.

¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes del sistema digestivo?

Destacamos tres:

  • Estreñimiento. Se produce cuando expulsas las heces con dificultad y las evacuaciones se reducen a menos de tres veces por semana. Factores que pueden contribuir a padecer esta dificultad: una dieta baja en fibra, la falta de hidratación, el sedentarismo o la toma de ciertos medicamentos, entre otros factores.

  • Disbiosis intestinal. Consiste en una situación de desequilibrio donde la composición de la microbiota no es la correcta por culpa de:
    • Una presencia mayor de bacterias extrañas al cuerpo (los llamados patógenos).
    • Déficit (poca cantidad) de microorganismos beneficiosos, por ejemplo, debido a la toma de antibióticos.
    • Pérdida de la diversidad microbiana. Es decir, hay menos especies de bacterias de las que deberían existir.

La disbiosis intestinal se asocia a patologías como diarrea, enfermedades inflamatorias intestinales o el síndrome del intestino irritable. En numerosos estudios, también se ha visto que una población desequilibrada de la microbiota puede estar relacionada con trastornos como la obesidad y las patologías asociadas.

  • Poca producción de bilis. Se trata de un jugo digestivo que el hígado produce y segrega para almacenarse, después, en la vesícula biliar. Gracias a la bilis digerimos las grasas de los alimentos a medida que pasan a través del intestino delgado. También ayuda al organismo a eliminar las toxinas, el colesterol y los glóbulos rojos desgastados. Cuando el cuerpo no puede secretar bilis, las grasas se digieren mal y se producen las digestiones pesadas.

¿Cómo mejorar tu sistema digestivo?

En ocasiones, sentimos molestias en el estómago por culpa de una comida o cena copiosa. Y es que debemos recordar que nuestro sistema digestivo funcionará mejor si lo tratamos de un modo adecuado y seguimos ciertas indicaciones. Nosotros te vamos a dar ocho consejos útiles que te ayudarán a mejorar tu digestión.

  • Dieta basada en alimentos de origen vegetal e integral. Se recomienda el consumo de frutas y verduras, seguido de legumbres, frutos secos naturales, granos enteros, tubérculos y semillas. Son alimentos ricos en antioxidantes y fibras, las cuales ayudan a evitar el estreñimiento. Además, tienen acción prebiótica. Es decir, ayudan a tener una flora equilibrada.

  • Comer alimentos fermentados. Nos referimos al chucrut, el kimchi, los pickles caseros, el kéfir, la kombucha, los quesos y el umeboshi. Todos ellos son fuentes naturales riquísimas en bacterias probióticas.

  • Limitar el consumo de proteínas de origen animal. Intenta que no represente más de un 10 % del total de tu dieta. Diversos estudios confirman que un consumo alto de proteínas animales puede aumentar la flora intestinal patógena provocando la ya mencionada disbiosis intestinal.

  • Consumir grasas de buena calidad. El aceite de oliva virgen extra consumido en crudo, el aguacate, las nueces y demás frutos secos crudos, así como las semillas oleaginosas (lino, sésamo, calabaza, girasol), presentan un perfil lipídico excelente. Además, son alimentos ricos en polifenoles, que ejercen una acción beneficiosa sobre nuestra salud digestiva.

  • Cocción de los alimentos de forma saludable. Las mejores opciones son cocinar al vapor, el escaldado, los salteados y guisos a fuego lento. Con estos modos de cocción, aprovecharemos mucho mejor los micronutrientes -vitaminas y minerales- con acción antioxidante que están presentes en los vegetales.

  • Hacer ejercicio de manera regular. Te ayudará a mantener más saludable tu sistema digestivo, ya que reducirá el riesgo de sufrir estreñimiento y reducirás la sensación de pesadez a la hora de hacer la digestión. Lo ideal sería realizar 30 minutos de actividad entre moderada y vigorosa al menos tres días a la semana.

  • Bebe, al menos, 1,5 litros de agua cada día. También se recomienda tomar infusiones de hinojo, cilantro, menta, regaliz o jengibre, entre otras. Ayudan a hacer mejor la digestión. En caso de sufrir dolor de estómago, es aconsejable tomar aguas ricas en bicarbonato. Otro tip para ayudar a tu hígado y mejorar tu digestión: toma el zumo de medio limón disuelto en agua tibia. Evita beber alcohol y bebidas gaseosas ricas en azúcar.

  • Comer en un ambiente relajado. Mantener el mismo horario y dedicar, al menos, 20 minutos en cada una de las 3 comidas que se recomienda hacer al día. Evita picar entre horas y, en el momento de ingerir, mejor no hacerlo mirando pantallas.

Productos Zenement para tu sistema digestivo

  • Proactiflora. Contiene 19 cepas y 30 CFU por dosis que te ayudarán a equilibrar la flora intestinal. Además, contiene inulina, una fibra prebiótica, que permitirá a las bacterias colonizar mejor el intestino. Las cápsulas son gastrorresistentes, por lo que puedes tomarlas tanto con la comida como en ayunas. Proactiflora representa una buena ayuda después de un ciclo de antibióticos, si hemos padecido descomposición, estreñimiento Además, te ayudará a reforzar tu sistema inmunitario durante el invierno.
    • Modo de empleo: tomar 2 cápsulas al día, antes o durante una de las comidas principales del día.

  • Liver Detox. Este producto contiene cardo mariano que ayuda a la protección del hígado; alcachofa que estimula sus funciones, (producción y secreción de bilis) y diente de león, con acción diurética y estimuladora del apetito. Estas tres acciones te ayudarán a mejorar las digestiones pesadas y eliminar toxinas. (Un ejemplo serían las comidas copiosas de Navidad). Liver Detox también es un buen coadyuvante en dietas para adelgazar.
    • Modo de empleo: tomar 1 cápsula por la mañana con el desayuno y 1 por la noche con la cena.

  • Glucomannan. Se trata de una raíz que se compone de fibras no digeribles que, mediante la captación de agua, se hinchan en el estómago y generan una sensación saciante. Esta propiedad es la que ayuda a perder peso. Según varios estudios, el glucomanano puede ayudar a reducir el estreñimiento y favorece el control glucémico. Además, contiene Vitamina B3 y Cromo. Hay que tomarlo con mucha agua para que las fibras se hinchen de forma adecuada.
    • Modo de empleo: toma 2 cápsulas antes de cada comida (desayuno, comida y cena) con abundante agua.

TE RECOMENDAMOS:

Clausulado legal

En cumplimiento de lo establecido en la normativa vigente de Protección de Datos de Carácter Personal, le comunicamos que los datos recogidos en el presente formulario quedarán incorporados y serán tratados en el fichero denominado Usuarios Web bajo la responsabilidad de BITIO PROJECT, SL con el fin de poder prestar sus servicios, así como para mantenerle informado sobre cuestiones relativas a la actividad de la empresa.
Le informamos que los datos que nos facilite serán tratados de forma leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada y no se comunicarán o cederán a terceros, exceptuando que esta comunicación sea necesaria o pueda suponer una mejora para la finalidad de los mismos, siempre acorde a la normativa vigente en materia de protección de datos, Reglamento General de Protección de Datos.
En el supuesto de que se produzcan cambios en alguno de los datos facilitados, con la finalidad de mantener nuestro fichero actualizado, le rogamos nos lo comunique por escrito.
Le informamos de la posibilidad que tiene de ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos de carácter personal de forma presencial en las oficinas de BITIO PROJECT, SL, acompañando copia de DNI, o bien mediante
correo postal a C/ SALUT 51, 08202 SABADELL, BARCELONA, o correo electrónico support@zenement.com